miércoles, 2 de septiembre de 2009

La cucaracha asesina

Alda era una "señorita" que trabajaba como modelo de tallas extras para una tienda de ropa. Por lo general iba a las sesiones fotógraficas en las tardes así que en las mañanas le daba tiempo para darle una manita de gato a su departamento. Un día estaba barriendo cuando de pronto que ve una cucaracha.



















Alda no la quiso matar a escobazos, prefirió matarla y hacerla sufrir de otra manera. Sacó los cerillos y le prendió fuego.


















La cucaracha encendida empezó a correr como loco de un lado para otro y empezó a oler como a carnitas.




















De pronto la cucaracha se fue directo a donde estaba una cortina y se trepó en ella.


















La cortina se empezó a incendiar, luego los muebles y por supuesto también Alda.





















Como Alda tenía un poco de sobrepeso pues no era muy ágil así que no pudo lograr salir de su depa y murió calcinada.




Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario